Toro Rosso le apunta al hijo de Schumacher

Seccion: 
Internacionales

Tras sus últimas victorias en la Fórmula 3 Europea, el hijo de Michael Schumacher,, está llamando a la puerta de la Fórmula 1, copn tan sólo 19 años, ha escalado al segundo puesto del campeonato después de ganar seis de las últimas diez carreras y, pese a que parece decidido a correr un año en Fórmula 2, se le han abierto las puertas de la F1. Toro Rosso, el equipo filial de Red Bull, tiene aún los dos asientos libres y ha surgido con fuerza la posibilidad de que el joven piloto alemán sea uno de los que opte a uno de ellos.

 

Su candidatura está avalada por varios motivos. El primero, porque se ha postulado como uno de los jóvenes más prometedores de la F3, categoría desde la que en los últimos tiempos han dado el salto directamente Max Verstappen y Lance Stroll. El segundo, porque el programa de jóvenes pilotos de Red Bull ha entrado en crisis y no surgen pilotos de primer nivel. El tercero, porque la presencia de un Schumacher en el equipo desataría un foco de atracción brutal.

 

El piloto y su entorno no tienen prisa. Solo darían el salto en un proyecto sólido y a medio plazo, conscientes de que aún le falta camino para alcanzar la madurez. Su intención, hoy, es correr en la F2 con el equipo Prema, el mismo con el que ha competido siempre desde que debutó en monoplazas. Red Bull, como ya hiciera con Verstappen en su día, ya acostumbra a firmar contratos 'a medida' para que sus pilotos no se les escapen con ofertas más atractivas.

 

No hay obstáculos para que Mick Schumacher pudiera correr en F1, si se diera el caso, es decir, si Helmut Marko le convenciera. Mick necesitaría la superlicencia, pero terminando entre los tres primeros el Europeo de F3 la obtendría. Para alcanzar la cifra de 40 puntos que se necesitan, ya cuenta con 20, necesita acabar en el podio del campeonato. Los 20 primeros los sumó hace dos años siendo segundo en las series alemana e italiana. En 2017 corrió sin éxito en la F3, acabando el duodécimo.

diseñado por