A 20 años de un mito

Seccion: 
Efemérides

El 20 de octubre de 1991, hace 20 años, el genial piloto brasileño quedaba segundo en el GP de Japón, detrás de Berger, y se adjudicaba su tercer Mundial de Fórmula 1. Senna aun hoy, sigue siendo el gran ídolo de millones de personas.

El Mundial de 1991 de F-1 fue el primero en el que todos los resultados contaron para la clasificación final y el de la creación de la suspensión activa controlada electrónicamente, que salió del lápiz de Adrian Newey y que supuso el principio del fin de los equipos artesanales. Pero, sobre todo, fue el del último título, el del tricampeonato, de Ayrton Senna. El malogrado genio paulista, además, firmó esa temporada su más mítica victoria y la primera en su país, Brasil, y el triunfo en el gran premio más corto de la historia de la F-1, el GP de Australia.

Senna comenzó el año de forma arrolladora ganando las primeras cuatro carreras, lo que a la postre le permitió lograr el título ante la progresión de Nigel Mansell y su sorprendente Williams Renault ideado por Newey. Pero sin duda, la más famosa fue la de Interlagos, en la que el piloto fue superior a la máquina. Ayrton tuvo graves problemas con la caja de cambios e incluso llegó a rodar siete vueltas sólo pudiendo engranar la sexta marcha. El esfuerzo sobrehumano dejó para la historia la increíble imagen del ídolo brasileño sin apenas fuerzas para levantar la bandera de su país ante miles de enfervorizados aficionados.

El 20 de octubre de 1991, Senna certificó en Suzuka su título al ser segundo, tras su compañero en McLaren, Berger, y abandonar Mansell. Dos semanas después, en Adelaida, Magic se impuso en una carrera que por la lluvia sólo duró 24 minutos, 34 segundos y 899 milésimas para recorrer 52.920 metros. Hace veinte años, Senna certificó el tricampeonato.

diseñado por